miércoles, 1 de abril de 2009

El coche ecológico despistala crisis



La crisis económica se ha aliado con el calentamiento del planeta para empujar (al fin) la gran revolución pendiente del automóvil: el motor ecológico. Aunque tímidamente, la revuelta verde ya está aquí.

El calentamiento del planeta ha logrado derribar el muro que frenaba a la gran revolución pendiente del automóvil: la del motor ecológico. El clima ha tenido el apoyo inesperado de la crisis económica, que se ha aliado con la tierra para sacar adelante las decisiones políticas que el mundo ecológico demandaba del sector que echa a la atmósfera un tercio de las emisiones de Co2 que contaminan el aire.

A medio plazo, en sólo dos o tres años, los coches híbridos ya estarán circulando por las urbes españolas.Esta tecnología combina el motor de gasóleo con otro eléctrico para circular en las ciudades sin contaminar. Mirando el futuro, las posibilidades se despliegan. Las posibilidades van desde el automóvil de hidrógeno, que sólo emite vapor de agua, a los biocombustibles o los coches dotados de paneles solares para recargarse mientras se conduce.

El automóvil se sumerge así en su gran revolución verde. Una revuelta que ha empezado ya.
Elegir un coche limpio es rentable. Los gobiernos europeos, entre ellos el español, aplican rebajas de impuestos para los automóviles más limpios: los modelos verdes cuestan hasta un 10% menos que su competidor contaminante. La Unión Europea también ha aceptado la propuesta francesa que obliga a los fabricantes a reducir 130 gramos por kilómetro las emisiones de CO2.

El reto que dibujan los países emergentes empuja también al automóvil ecológico. En China se venden cada año un millón de coches más que el anterior. ¿Quién puede obviar este mercado desafiando las requerimientos del clima? Parece difícil. La tendencia se repite en lugares como India o Brasil.


Si quieres leer la noticia completa en Ambientum.com , pincha aquí.


Por Eva San Martín, redactora jefa de Ambientum.com
esanmartin@ambientum.com

1 comentario:

  1. Se conocen las corrientes auto inducidas (inductancia) en un solenoide o electroimán, y como consecuencia de esto, el mismo cambia de polaridad, cuestión no tenida en cuenta, pero si su efecto térmico (corrientes de Foucault) pues bien, teniendo en cuenta lo primero, y tratando de aprovechar este fenómeno, como una cualidad o ventaja que aplicada en el funcionamiento del nuevo generador que consiste en dos rotores y dos estatores estaríamos en condiciones de abrir una nueva era…….. Necesito

    ResponderEliminar