viernes, 11 de febrero de 2011

El Medio Ambiente se hace famoso

Son muchos los famosos que, ya sea por afán de protagonismo o por auténtica conciencia ecológica, promulgan a los cuatro vientos lo consecuentes que son en su respeto por el medio ambiente. Especialmente desde que se estrenó Una verdad Incómoda, aquella película de Al Gore que puso el cambio climático en el punto de mira mundial, el número de personalidades del cine, la música o la moda que quieren ser “ecológicos” va en aumento.

Un claro ejemplo es el actor americano Leonardo DiCaprio, que dedica su página web personal a la promoción y publicidad de iniciativas medioambientales, ¿su última lucha? Salvar a los tigres. Por no hablar de que conduce un coche híbrido, en su casa hay instalados paneles solares desde hace tiempo y viaja en vuelos comerciales para reducir emisiones en vez de utilizar un jet privado, como la mayoría de celebrities.

No se sabe si por influencia de su ex DiCaprio, la modelo brasileña Giselle Bündchen es otra de las que utiliza su fama a favor de la naturaleza. Bündchen es imagen de una línea de calzado que destina parte de los beneficios de su venta a causas ecológicas, y también ha lanzado una línea de productos cosméticos eco-friendly recientemente.

Entre los actores de Hollywood se ha puesto de moda circular con vehículos híbridos, y así lo hacen Gerard Butler, Calista Flockhart, Orlando Bloom, Jessica Alba, Natalie Portman o Brad Pitt. Éste último ha aportado ideas de arquitectura sostenible para la reconstrucción de Nueva Orleans tras el paso del huracán Katrina en 2005.

Otro de los casos más reseñables es el de la actriz Cate Blanchett, que reside en una vivienda autosuficiente, que no consume electricidad procedente de la red. Además, Cate suele acudir a numerosas conferencias sobre medio ambiente.

El mundo de la música tampoco se queda atrás en cuanto a activismo ambiental. Cantantes como Bono de U2, Bob Dylan o Sheryl Crow son conocidos defensores de la causa. Michael Jackson, Juanes o el grupo Maná, entre otros, persiguen la concienciación del público a través de sus canciones.

No hay que olvidar que en muchos casos, esta concienciación medioambiental se hace más visible cuando hace falta publicidad para una película, un disco o una campaña. Utilizan el medio ambiente como vehículo para llegar al mayor número de personas posibles. Aunque, por suerte, tiene su parte positiva, ya que son ejemplo para  gente que les imita en lo posible.

1 comentario:

  1. Hola, me satisface saber q leo es un apasionado ecologista aunq todavia fuma. lo admiro me parece un hombre muy inteligente.

    ResponderEliminar