viernes, 14 de octubre de 2011

Basura en el espacio

Producimos tanta basura que ya no sabemos qué hacer con ella. Un ejemplo muy clarificador es la basura espacial: objetos sin utilidad que orbitan en torno a la Tierra, aparentemente olvidados de la mano de organizaciones espaciales. Estos restos no sólo suponen un problema para las misiones espaciales en activo, sino que ahora se han convertido en una amenaza para los habitantes del Planeta.

Recientemente hemos vivido un caso crítico con la caída de un satélite sin control sobre el planeta, provocando una situación de incertidumbre digna de una película de ciencia ficción. Por suerte (o para algunos por desgracia), la NASA ha confirmado que la chatarra espacial que tanto preocupaba se encuentra hundida en el Pacífico, y de ahí no va a salir.

Lo preocupante ahora es el anuncio por parte del DLR de una nueva caída de restos espaciales. Concretamente, un satélite alemán. La caída, prevista entre el 20 y el 25 de octubre, no entraña peligro para la población, pero con lo dados que somos al catastrofismo seguro que estaremos vigilando por si acaso el cielo sobre nuestras cabezas.

Todo esto viene de la herencia que dejaron las expediciones espaciales de los años 50, cuando no se tenía muy en cuenta que una vez que dejasen de funcionar, los objetos enviados al espacio no iban  a volver

Pero realmente ¿no se puede hacer nada con la basura espacial?

Actualmente, según la legislación internacional obliga a que una parte del combustible de estos artefactos se destine a un posible retorno a la Tierra, mediante un aterrizaje planificado. La otra solución propuesta es enviar el objeto lo suficientemente lejos como para que no sea atraído por el campo gravitatorio de la Tierra.

De igual manera, este problema puede perpetuarse en el tiempo por un mínimo cálculo erróneo, por lo que la opción de programar la entrada de los restos espaciales en la atmósfera terrestre se perfila como una buena alternativa. Sobre todo porque, si hay vida fuera de nuestro planeta, lo primero que van a recibir de nosotros va a ser la basura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario