viernes, 4 de noviembre de 2011

(Des)estimados candidatos

Ahora que se acercan las elecciones hay muchos elementos que invitan a reflexionar sobre la poca congruencia entre las cosas que los políticos dicen y las que hacen. Me he leído varios programas electorales (PP, PSOE, IU y UPyD) y me hallo perpleja ante determinados puntos de los mismos.

¿De dónde viene mi asombro? Pues para empezar, estoy sorprendida de que todos apuesten por el medio ambiente y todo “lo bonito” que rodea a esas palabras (que, en el fondo, se diluye entre planes, programas y promesas) y no sean capaces de poner en práctica ni una actuación ambientalmente responsable en campaña electoral, al menos para “vendernos” lo sostenibles que son.

Que a mí me parece muy bien que TODOS apuesten por las energías renovables, que conste. Pero, por favor, señores políticos, empiecen por dejar de poner carteles a diestro y siniestro, eso contradice cualquier intento por cambiar un modelo energético. Además, ¿realmente alguien cambia su voto por ver la foto del candidato de turno colgada de una farola o pegado en una pared? Pensándolo bien, a muchos les gustaría ver al candidato mismo en esa posición, aunque en ese tema no entro.

Lo que quiero decir es que ya suficientes problemas hay como para desperdiciar esa cantidad de papel (y materiales plásticos en muchas ocasiones) que, además, ahorraría a las fuerzas políticas parte del presupuesto destinado a publicidad. Ya tenemos suficiente con el resto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario