viernes, 8 de junio de 2012

La delicada situación de los océanos

 “El Día Mundial de los Océanos brinda la oportunidad de reflexionar sobre la importancia de los océanos para el desarrollo sostenible de la humanidad. Constituye asimismo una buena ocasión para reconocer numerosos y graves problemas que afectan a los océanos”. Estas declaraciones son de Ban Ki-Moon, el Secretario General de la ONU, con motivo del Día Mundial de los Océanos, que se celebra hoy, 8 de junio.

¿Realmente hay graves problemas en los océanos que se deben reconocer? Echando un vistazo a este vídeo, se diría que sí. Es el tráiler del documental Midway, que cuenta la situación de las Islas Midway, un pequeño atolón situado en el Pacífico Norte, a miles de kilómetros de las costas de California y Japón, pero mucho más cerca de la enorme isla de basura que flota en esta zona del planeta.

En el vídeo, se pueden observar imágenes dramáticas, como algunos cadáveres de albatros de Laysan (Phoebastria immutabilis), especie autóctona de Hawái y con la calificación de Vulnerable por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), en los que el proceso de descomposición ha dejado al descubierto el contenido de sus estómagos: tapones de botella, anillas de latas de bebida y otros elementos plásticos desechados por el ser humano.

La acumulación flotante de residuos del Pacífico ocupa un tamaño equivalente a siete veces la superficie de España y está considerado por muchos como el séptimo continente. Un continente de creación artificial, originado por la despreocupación, la ingenuidad y la mala gestión que la especie humana hace de sus recursos y que, probablemente, no sea la única isla de basura que flota en un océano.

¿Es este el único problema grave al que podría referirse Ban Ki-Moon? El Secretario General de la ONU también podría estar hablando de las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera, el 25% de las cuales han sido absorbidas por el océano. Según un estudio del CSIC, el incremento de la concentración de este compuesto en el agua ha provocado una progresiva acidificación que amenaza a los organismos calcificantes, como los corales, fundamentales para los ecosistemas marinos.

¿Y si Ban Ki-Moon se estuviera refiriendo a problemas más cercanos? Por ejemplo, a los que amenazan a las costas europeas, ya que según Oceana, Europa está perdiendo sus bosques submarinos más productivos, aquellos que son tan poco conocidos pero fundamentales para el mantenimiento del equilibrio marino y que tienen otras importantes funciones como proteger nuestras costas de la erosión.

Llegados a este punto, se podría afinar más y pensar que el Secretario General de la ONU hace un guiño a la polémica sobre las prospecciones petrolíferas en Canarias. Esta  iniciativa pretende conocer si existe petróleo en la zona que pueda reducir la dependencia energética de España. La problemática se centra en la posible afección del turismo, principal fuente de ingresos del archipiélago. En un día como hoy, cabe recordar que estas pruebas también podrían afectar gravemente a los ecosistemas marinos, sobre todo si los resultados son positivos y se inicia una industria extractiva.

Pero este día no solo se centra en los problemas graves que tanto preocupan al representante de Naciones Unidas. Las imágenes que acompañan este texto pertenecen al reciente estudio llevado a cabo por el Instituto Español de Oceanografía que, con ayuda del robot submarino Liropus 2000, ha filmado algunos de los ecosistemas más singulares y desconocidos de los mares españoles: las comunidades asociadas a las emanaciones de metano de los volcanes de fango en el Golfo de Cádiz, en Andalucía, y los arrecifes de coral de aguas frías del cañón de Avilés, en Asturias, al que pertenecen ambas fotografías.

Estos ecosistemas viven por debajo de los 400 metros de profundidad, pero son muy sensibles a los impactos humanos. Las imágenes, sin duda, son un motivo más para concienciarnos sobre la importancia de cuidar los mares y océanos de nuestro planeta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario