viernes, 15 de junio de 2012

Las 24 horas de Le Mans más ecológicas de la historia

Este fin de semana tiene lugar la 80ª edición de una de las competiciones míticas del mundo del motor: las 24 horas de Le Mans. La carrera se celebra en el circuito de La Sarthe desde las 15:00 horas del sábado y cuenta con algunos de los modelos más potentes que se pueden ver en un circuito de carreras, como el Audi R18, vencedor el año pasado.

Sin embargo, este año, además de la expectación de los favoritos, habrá otros modelos que centren los flashes de las cámaras, que representan ambiciosos proyectos que deben marcar el futuro de las competiciones de motor.

Uno de ellos es el Toyota TS030 Hybrid, preparado por Toyota Racing, que incorpora un sistema híbrido de recuperación energética. De esta forma, recupera energía de las frenadas para añadirla a la potencia del motor V8 de 3,4 litros que monta en un chasis de fibra de carbono, habitual en la categoría LMP1, la más alta entre los vehículos que compiten en esta mítica carrera.

Otro de los vehículos que corren este fin de semana en Le Mans es el Audi R18 e-tron quattro, que compite con su “hermano”, el R18 Ultra, entre los favoritos para adjudicarse el triunfo final. Audi ha conseguido la victoria en los dos últimos años y presenta en la 80ª edición un modelo híbrido que no solo pretende ser una novedad a nivel tecnológico, sino aspirar a la victoria, para lo cual cuentan con el trío de pilotos que consiguieron la primera posición en el último certamen, lo que sin duda es una muestra de la apuesta por los modelos más eficientes.

El modelo híbrido de Audi tiene un motor TDI de 3,7 litros que rinde 510 CV y un doble sistema de propulsión: uno de los ejes del vehículo es impulsado por el motor tradicional, mientras que el otro utiliza únicamente energía eléctrica. Como en el caso del Toyota, el Audi recupera energía en las frenadas que posteriormente emplea en suministrar una potencia extra al motor.

Una tecnología parecida al sistema KERS de la Fórmula 1, acrónimo de Kinetic Energy Recovery System, es decir, sistema de recuperación de energía cinética. Este método empezó a aplicarse en 2009 en los monoplazas de competición con éxito dispar, pero en este año 2012 ya está completamente integrado. El procedimiento es similar a los anteriores, recuperando energía de las frenadas para acumularla y darle la posibilidad al piloto de aplicar una potencia extra en el momento que considere más oportuno.

Otra de las novedades de las 24 horas de Le Mans 2012 es el Deltawing, un proyecto liderado por la firma japonesa Nissan en colaboración con Michelin y otras compañías. El vehículo, que rápidamente recibió el apodo de Batmobile por su parecido con el coche del superhéroe Batman, no se integra en ninguna categoría por no cumplir algunas especificaciones técnicas, pero ha sido invitado por la organización para ocupar el garaje número 56 reservado a proyectos innovadores.

La principal evolución de este modelo, al margen de su llamativa estética, es disponer de una aerodinámica que le da una gran ventaja competitiva, además de ser muy ligero. Esto le permite tener un consumo altamente reducido, de forma que su tanque de gasolina es de solo 40 litros, un tamaño habitual en utilitarios de calle pero único en un modelo que monta un propulsor de 1,6 litros y 300 CV, que alcanza los 315 Km/h de velocidad máxima y tiene una aceleración de 0-100 Km/h en 3,3 segundos. Prestaciones de circuito con emisiones y consumo de calle.

La organización de las 24 horas de Le Mans seguirá apostando por los proyectos innovadores. En 2013, el garaje número 56 será ocupado por el GreenGT H2, un modelo que utiliza una pila de hidrógeno como “combustible” para sus dos motores eléctricos y que espera demostrar que los nuevos motores, más eficientes y respetuosos con el medio ambiente, también pueden ser competitivos.

Este año ya lo están siendo. Los entrenamientos oficiales para la carrera se han disputado esta semana y el mejor tiempo ha sido para el híbrido de Audi, seguido por el otro modelo de la marca alemana de motorización convencional. Además, entre las 5 primeras posiciones se han situado tanto los dos híbridos de Audi como los de Toyota. Sin lugar a dudas, la competición automovilística no está cerrando los ojos ante la revolución de la tecnología verde y estos resultados son la mejor noticia para los que apuestan por cuidar el medio ambiente sin que ello suponga renunciar a disfrutar de las carreras de coches.

No hay comentarios:

Publicar un comentario