viernes, 8 de marzo de 2013

59 trozos de plástico, cuerdas, macetas y un spray aparecen en uno de los estómagos de un cachalote


Ayer, día 7 de Marzo, se publicó en el periódico El País una noticia acerca del fallecimiento de un cetáceo, varado en la costa de Granada por ingerir 18 kilos de plásticos, cuerdas, macetas y sprays procedentes de invernaderos.

Lamentablemente, el mencionado animal no estaba fichado, por lo que resulta imposible identificar cual es el lugar de origen de dichos plásticos o su zona de distribución. Esto complica la investigación de este caso a la hora de tomar muestras biológicas para estudiar las estrategias alimenticias del animal.

Este es un caso a destacar, ya que es el primer cachalote varado encontrado en el Mediterráneo Andaluz, que ha muerto en la costa. De hecho, esta especie está catalogada como vulnerable en España y en el mismo mar Mediterráneo. Se estima que hay tan solo unos 1.000 ejemplares.

Es sabido por todos que los plásticos que han contaminado nuestros mares a lo largo de décadas han provocado la muerte de tortugas, peces y aves marinas. Es más, actualmente existen documentadas 250 especies afectadas por este tipo de contaminación.

Podría decirse que, en general, se tiene tan solo una “ligera” idea de la gravedad del problema de la contaminación marina. De no ser así, el ser humano no sería capaz de hacer tanto daño de forma tan gratuita, y de ser así, el problema reside entonces en una clara falta de conciencia ambiental.

Lo alarmante de este suceso es que es el cuarto caso documentado en el mundo, por lo que todos los españoles deberíamos preguntarnos si estamos haciendo las cosas bien, y si realmente nuestros hábitos se ven compensados con estos hechos catastróficos que perjudican de forma directa la nutrición de los animales marinos.

Si no hacemos nada, y seguimos gestionando los recursos naturales de la misma forma que llevamos haciéndolo años, las consecuencias de todas las toneladas de plástico que flotan cerca de nuestras costas serán terribles.

Uno de los ejemplos claros de estos resultados se ve representado por el alarmante caso de la Isla Midway, en la que miles de albatros (aves marinas) mueren diariamente por la basura del Pacífico. En definitiva: una tragedia ambiental, en la que decenas de miles de albatros se encuentran muertos sobre el terreno, y sus cuerpos llenos de plástico por la basura del Pacífico.

Esto terminara por pasarnos factura, afectando de forma similar a las costas españolas sino decidimos una drástica solución a estas evidentes causas y consecuencias, ya que no solo afectara a nuestra fauna y flora marina, sino que podrá incluso llegar a afectar, a largo plazo, a nuestra propia calidad de vida.

(Imágenes: El País)

No hay comentarios:

Publicar un comentario