miércoles, 27 de marzo de 2013

Polémica por el reciclaje de envases

El reciclaje de residuos supone un evidente ahorro energético, eludiendo la extracción de recursos naturales para la producción de nuevos productos. Por ello, desde Ambientum queremos llamar la atención sobre este tema, ya que consideramos que la actual gestión de los residuos no es del todo eficaz, concretamente porque en el reciclaje de envases… no salen las cuentas.

Queremos hablar acerca de los datos en materia de reciclaje de envases que se están presentando tanto a la opinión pública española como a los organismos europeos, aportando una visión objetiva de por qué los números ofrecidos por Ecoembes, bastante optimistas, no parecen encajar.

La polémica viene ocasionada por la publicación de dos noticias relacionadas con la gestión de residuos en España, estableciéndose dos posicionamientos claros: en primer lugar, la perspectiva de Ecoembes, con un anuncio esperanzador, y en segundo, la proveniente de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA), menos positiva.

La AEMA no está sola, además. Las organizaciones involucradas en el segundo posicionamiento, entre las que se encuentran Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción y Retorna, cuestionan el porcentaje de reciclaje de envases anunciado por Ecoembes, que asciende a 70%, y solicitan una información ¨veraz¨ acerca de la gestión de residuos.

Además, estas organizaciones argumentan que su discrepancia con los datos se basa en que nadie ha aportado estadísticas sobre la composición de ese porcentaje, saliendo a la palestra diferentes preguntas, como ¿era el 70% del peso de los envases? ¿El 70% de las unidades? ¿El 70% era la media de los porcentajes de envases de vidrio, de papel-cartón y brick, de bolsas, de plástico rígido y de envases de metal o latas? Con ello, el esperanzador anuncio de Ecoembes se nubla ante estas reveladoras cuestiones.

De hecho, ésta no es la primera vez que las organizaciones ecologistas cuestionan las cifras presentadas por los envasadores.

Por otro lado, la AEMA asegura que España se sitúa lamentablemente en uno de los últimos escalones de la gestión de residuos en Europa, solicitando una solución para estos datos tan elevados.

Lo que realmente reclama Europa es una correcta gestión de los residuos, en la que se establezcan sistemas de mejora para reducir, reutilizar y reciclar los residuos, para que de este modo podamos dejar de una vez de estar a la cola del resto de países de la UE.

No obstante, cabría destacar que, a pesar de que existe una clara evidencia de la cuestionable gestión de residuos en nuestro país, resultará de gran ayuda para la situación de España el modelo de gestión de residuos de Cataluña, que por un lado ha apostado por las tasas sobre vertido y por otro está impulsando medidas de prevención y reciclaje.

A pesar de ello, Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción y Retorna continúan con dudas acerca del cálculo de la cifra de reciclaje de residuos de envases porque por un lado, la Comisión Europea afirma que España solo recicla un 15% de sus residuos urbanos, dato que debería ser más elevada en el caso de que reciclaran el 70% declarado por Ecoembes.

Por otro lado, Comunidades Autónomas como Cataluña, que son pioneras en la gestión de residuos de nuestro país, declararon un 22% de reciclaje de envases en 2010.

Desde nuestra mera opinión, y sin ánimo de posicionarnos, una gestión irregular de los residuos supone un reparto injusto de los costes y un desperdicio claro de recursos naturales, por lo que resulta necesario que, sea cual sea la verdadera perspectiva, se haga énfasis en este tema puesto que nos concierne a todos.

Nosotros, como consumidores, tenemos la responsabilidad de exigir a las envasadoras y distribuidoras asumir el 100% del coste de la gestión de los envases que introducen en el mercado.

Desde el punto de vista medioambiental, aparte de los impactos asociados al vertido e incineración de residuos como opción de eliminación, la falta de aprovechamiento de los residuos como recursos crea serios problemas en las áreas donde se extraen estos recursos naturales, ya que ciertos residuos pueden llegar a provocar contaminación directa e indirecta en el agua, destrucción del suelo y desplazamiento de las comunidades locales.

Puede parecer que el reciclaje está implantado y asumido en la sociedad, y sin embargo, algo falla. La solución reside en un cambio de la visión global, ya que es de vital importancia que el envase vuelve a la cadena de producción, por ser una materia prima en condiciones de convertirse en cualquier nuevo producto.

Para terminar, lanzaremos una pregunta a nuestros lectores: ¿quién se sufrirá las consecuencias de esta polémica? Sin duda, lo paga nuestro medio ambiente. De hecho, si en 2020 seguimos olvidándonos del necesario equilibrio y compromiso que tenemos con el reciclaje, tendremos que hacer frente a multas millonarias. Y no parece que estemos en el buen camino si seguimos con esta defectuosa gestión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario