viernes, 11 de octubre de 2013

Preocupante situación de las grandes praderas de Posidonia

Posidonia oceánica 

No se puede defender lo que no se ama y no se puede amar lo que no se conoce, esta semana en Ambientum queremos daros a conocer a la Posidonia, una especie declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, protegida por la Directiva Hábitat de la Unión Europea, catalogada  en Régimen de Protección Especial por la legislación española  y sin embargo en peligro por multitud de amenazas que se resumen en una, el hombre.

La Posidonia contrariamente a lo que mucha gente piensa no es un alga sino una planta endémica del Mediterráneo, de hecho se trata de una planta milenaria ya que hablamos de un especie muy longeva.  Las praderas de Posidonia viven sobre fondos arenosos, en aguas poco profundas y transparentes con un rango de temperatura de entre  10-29ºC.

El papel que desempeñan en el ecosistema Mediterráneo es fundamental por diferentes aspectos:

  • Las praderas de Posidonia atenúan el oleaje y retienen  las partículas en suspensión haciendo las aguas más   transparentes.
  • Protegen a las playas de la erosión marina.
  • Además de partículas en suspensión entre las praderas de Posidonia también quedan atrapadas conchas de animales  o algas así como animales epífitos. Estas estructuras van a ir descomponiéndose lentamente dando lugar una arena muy fina y de aspecto blanquecino.
  • Las Praderas de Posidonia retienen una gran cantidad de materia orgánica. Esta materia orgánica se va depositando bajo el sedimento y debido a la poca presencia de oxígeno va sufriendo un proceso de degradación muy lento lo que hace que la Posidonia constituya un excelente sumidero de dióxido de carbono.
  • Refugio para la vida animal.
  • Acumulan metales pesados  y elementos radioactivos constituyendo por ello una base de datos para el registro histórico  de contaminación.
A pesar de todas las bondades de la Posidonia ya ha desaparecido  más de la cuarta parte de su extensión global y es que aunque su protección está contemplada  en la legislación hay muchos vacíos legales que facilitan que  destruir sus poblaciones no cueste nada.

Como antes hemos mencionado uno de los requerimientos básico de la Posidonia  es vivir en aguas transparentes, es decir, sin materia orgánica en suspensión.  Por desgracia cada vez se realizan más  vertidos a las aguas costeras. Esta llegada adicional de nutrientes  favorece el proceso de eutrofización. La Posidonia habita únicamente en aguas no contaminadas, lo que  hace  que se utilice como bioindicador en análisis de calidad de agua, por ello es de vital importancia que se respete la normativa MARPOL 73/78  que pretende prevenir cualquier tipo de contaminación marítima.

El cambio climático, es otro de los factores que favorecen su desaparición.  El aumento de temperatura del agua afecta por una doble vía, por un lado favorece el proceso de descomposición de la materia orgánica pero a su vez dicho aumento de temperatura acelera el proceso de respiración, impidiendo que los tejidos permanezcan oxigenados en condiciones de poco oxígeno. De esta manera  se facilita la entrada de ácido sulfhídrico a la planta provocando grandes daños.


Otro de los grandes problemas asociados a la actividad humana son las diferentes técnicas de pesca utilizadas, siendo totalmente dañinas las pesca por arrastre o el dragado así como  el uso de embarcaciones recreativas  en zonas en las que está presente  la Posidonia. El origen es la inespecificidad de las cartas naúticas que no detallan los lugares donde se encuentra la Posidonia.

Afortunadamente  hay diversas iniciativas que tienen por objeto proteger  a la Posidonia, como la que se realiza a través de la Plataforma Change.org iniciativa llevada a cabo por Joan Torres y que ya ha recogido más de 15.000 firmas. Por desgracia no se  debería de tratar de  un hecho aislado sino que todos deberíamos ser partícipes y en especial la industria del turismo que tanto beneficios saca indirectamente gracias a la Posidonia, porque las paradisiacas  playas de arena fina y agua cristalina nos gustan a todos ¿verdad?. Ahora que conocemos un poco más a fondo a la Posidonia apoyemos su protección y evitemos su desaparición.




Foto perteneciente a 

No hay comentarios:

Publicar un comentario