viernes, 27 de diciembre de 2013

"Fauna" salvaje

La conservación del medio ambiente depende de muchos factores que pasan por una gestión adecuada del territorio así como de las actividades que se llevan a cabo en el mismo. La actividad cinegética es una práctica muy útil como medida de control de poblaciones que existe desde tiempos inmemoriales. Sin embargo atendiendo a las últimas noticias publicadas me surge la duda de si es una actividad correctamente legislada.

Matanza de lobos./
@ SEOBirdLife
La pasada semana fuimos testigos del abatimiento de 9 lobos en el transcurso de 2 cacerías en los montes de Cantabria. Éste suceso fue denunciado por la asociación GEDEMOL quien pide se establezca una regulación real, en la que se especifiquen los criterios y el cupo para dar caza a los lobos. En la actualidad tan sólo se permite la caza de1 lobo por cacería cuando en ésta se acabó con la vida de 6, a día de hoy no sabemos si éste delito quedará impune al igual que han quedado los numerosos abatimientos anteriores.

No sólo el lobo ha sido víctima de éste suceso, también encontramos casos similares en el grupo de las rapaces. Tricia era un águila calzada que formaba parte del Programa Migra, es por ello que portaba un emisor, tras perder la señal del mismo se inició su búsqueda que finalizó la semana pasada al encontrar el cuerpo sin vida del águila. Tras realizar un examen radiológico se determinó que la causa de la muerte  fue un disparo. Disparo que por la fecha en la que se perdió la señal del emisor ocurrió  el 15 de Agosto, día que comenzaba el periodo de caza de la media veda en La Rioja. No debemos olvidar que en España la caza de aves rapaces se recoge en el Código penal sancionándose esta actividad  con prisión de 2-4 años, inhabilitación especial de oficio e inhabilitación para el ejercicio de la caza.

Águila imperial ibérica
tiroteada./ @GREFA
Al igual que Tricia, en Septiembre un aviso alertó a GREFA del hallazgo del cuerpo de un águila imperial ibérica junto a la M-50. En un principio parecía un atropello sin embargo la necropsia reveló la existencia de 50 perdigones en su cuerpo.

Remontándonos al 2012, un oso fue abatido durante una cacería de jabalí en la Cordillera Cantábrica por un grupo de cazadores que tacharon el suceso de despiste. Despiste que al parecer también había llevado a los mismos cazadores a acabar con la vida de otro oso años atrás, ésta vez a golpes.

En ninguno de los casos nadie ha sido castigado por ello, me pregunto si la sociedad tiene la percepción de que la  fauna está al  servicio y merced del hombre, me pregunto si el psicotécnico que deben pasar los cazadores para obtener el permiso de armas es lo suficientemente exhaustivo, me preguntó si los cazadores de verdad, aquellos que respetan las leyes y las normas y que con su actividad realmente desempeñan un papel crucial en la conservación del medio ambiente no tienen nada que decir a estas personas que simplemente pueden tacharse de escopeteros.


En Ambientum esperamos y deseamos que las autoridades tomen medidas reales y eficaces contra estos actos delictivos así como que se emprendan campañas de concienciación con el fin de sensibilizar a la sociedad  en general y al sector cinegético en particular.

1 comentario:

  1. la caza legal y controlada, tal como lo dice en el post, es "una práctica muy útil como medida de control de poblaciones que existe desde tiempos inmemoriales", el problema es que como en toda actividad siempre está el "vivo" que no cumple las reglas, los cazadores furtivos, pero creeme que son cada vez más los cazadores que denunciamos esas prácticas.

    ResponderEliminar