viernes, 14 de febrero de 2014

Un amor salvaje

Como muchos de vosotros sabréis, hoy 14 de Febrero, es San Valentín, o día de los enamorados.  Gran parte de la sociedad lo tacha de una fecha comercial inventada por los grandes almacenes con el único propósito de aumentar sus ventas. A pesar de ello en la entrada de ésta semana en Ambientum nos ponemos románticos y os contamos algunos de los casos de “fidelidad” y “amor eterno” que existen en el mundo animal.

Agapornis fischer./ @Mascotarios.org
Los inseparables o agapornis son un ejemplo de vida en pareja sin ninguna duda, de hecho su nombre hace referencia a dicha características. Aunque pueden vivir en soledad, una vez establecen vínculos de pareja te será imposible verlos separados ni un segundo, comiendo, durmiendo, acicalándose… son el típico ejemplo de lo que entre personas llamaríamos una pareja pastelosa en toda regla.

Pero no todo es tan bonito, como lo pintan el caso de los caballitos de mar es más melodramático al estilo Romeo y Julieta, en el sentido de que si uno de los miembros de la pareja muere el otro permanece junto a él sin comer el tiempo necesario dejándose morir.

Pingüino emperador./
@Ian Duffy/Wikipedia
Hasta que llega el “amor”, los machos de muchas especies tienen que esmerarse en la conquista, ya sea como lo hace el albatros inventando danzas nupciales únicas (quizás esto ya lo hayáis visto en la pista de alguna discoteca…) o buscando el tiempo que haga falta una piedra especial que el pingüino emperador macho regala a la hembra como muestra de amor. Si la hembra lo acepta eso sí que será un amor para toda la vida (Al contrario que las personas ella ya no puede devolver la piedra).

Los pingüinos emperadores hacen una gran inversión reproductiva. Tras la cópula y puesta de un único huevo la hembra marcha al mar en busca de alimento mientras que el macho queda al cuidado del huevo hasta su eclosión por un periodo de hasta 115 días en los que el macho no come(eso sí que es fe incondicional). Ésta etapa de ayuno le supone al macho una pérdida de un tercio de su peso corporal. Si la eclosión del huevo tiene lugar antes de que la hembra vuelva a tierra el macho regurgita unas sustancias que mantienen con vida al polluelo. Hembra y macho se volverán a juntar en la siguiente época reproductora en la cual se buscarán y reconocerán gracias a los sonidos que emiten.

La marcha de los pingüinos

Por último como ya sabéis no todas las relaciones de pareja son formales, llámalas X y un ejemplo perfecto de ésta circunstancia en el mundo animal es el del gusano Palolo. Dependiendo del calendario lunar millones ejemplares se reúnen en la superficie marina en las islas del Pacífico en un fenómeno conocido como sincronización reproductiva, por desgracia para ellos muchas tribus indígenas los consideran verdaderos manjares, hay amores que matan.

Si tenéis pareja Feliz San Valentín!!! Si  no es el caso estáis de suerte porque hoy 14 de Febrero tenéis algo que celebrar, Feliz día de la energía!!.

3 comentarios: