jueves, 10 de abril de 2014

Ahorra energía y no te quedes helado

Vivienda en invierno./ @Stock.xchng
Con la reciente reforma energética y la situación que atraviesa el país estamos cada vez más con la soga al cuello. Como hemos mencionado en otros post la pobreza energética afecta cada día a más personas, las cuales no tienen ingresos suficientes para mantener su hogar en un rango de temperatura  que garantice su bienestar.

El 1 de Junio del año pasado entraba en vigor el Real Decreto 235/2013 por el cual cualquier vivienda susceptible de ser alquilada o vendida debe presentar su correspondiente certificado de eficiencia energética para poder realizar la transacción legalmente. Las viviendas con una certificación A serán las más eficientes en contraposición a las que presenten una clasificación G.

Nos marean con cifras, tasas que contratar y facturas que necesitan un manual para entenderlas, sin embargo no podemos hacer nada en cuanto al precio que nos quieran imponer pero sí podemos tratar de ahorrar en el consumo de energía del hogar.


¿Qué pasarías si se aplicara el modelo de facturación de 
la electricidad a otros aspectos de nuestra vida cotidiana?

En el post de esta semana en Ambientum te hablamos de las medidas que puedes llevar a cabo en tu hogar, para que cuando llegue la próxima factura no te quedes “helado”.

Como ya sabéis las ventanas, puertas, paredes y techo que están en contacto con el exterior son las áreas por las que se realiza el mayor intercambio de energía con el entorno dificultando de esta manera que podamos mantener una temperatura constante.

¿Qué podemos hacer? Una de las soluciones que podemos llevar a cabo es añadir aislantes a estas estructuras. En el caso de paredes y techos éstos pueden disponerse en la cavidad de los mismos o incluso en el caso de las paredes mediante revestimientos con paneles de aislamiento en la cara externa o interna de la estructura. De esta manera lograrás conservar entre un 25-35% de la energía. Otra medida low-cost o al menos más barata que la anterior es colocar un cortinaje más grueso que dificulte la pérdida del calor.
En cuanto a las ventanas lo ideal es mejorar el acristalamiento, si no tenemos posibilidades económicas, lo que si podemos hacer es sellar la junta de las ventanas con silicona.

Los electrodomésticos son la principal fuente  de consumo de energía. Cuando adquieras uno presta especial atención a clasificación energética que presenten. En un principio los electrodomésticos A son más caros que el resto, sin embargo ¿has oído aquello de “lo barato al final sale caro”?, pues exactamente pasa eso, un electrodoméstico A consume menos electricidad  y agua y además su esperanza de vida será mayor.

En cuanto al consumo de agua, la estrategia a seguir radica colocar acumuladores de agua caliente en lugar de sistemas de calentamiento instantáneo. Por otro lado colocar sistemas de descarga total o parcial en la cisterna del WC nos ahorrará mucho dinero.

Para ahorrar en energía eléctrica, es interesante aprovechar al máximo la luz natural para ello es muy eficaz pintar paredes y techos de colores claros, los cuales absorben mejor la luz natural. En el caso de la iluminación artificial una medida muy barata y eficiente es implementar el uso de bombillas de bajo consumo que además de ser más duraderas que las tradicionales presentan un gasto energético mucho menor.

Otra de las soluciones propuestas para ahorrar dinero en la factura de la luz es bajar la potencia contratada. Esto no significa dejar de utilizar los electrodomésticos, si no calcular la potencia necesaria en tu hogar. Las nuevas tarifas eléctricas de la Reforma Energética aumentan la parte fija de la factura, que no depende del consumo del usuario por lo que los esfuerzos por ahorrar en consumo de luz no se ven reflejados en la factura. En muchos domicilios la potencia contratada es mayor de lo necesario, beneficiando únicamente a las compañías de suministro eléctrico.Puedes encontrar más información en la web de bajate la potencia.

Depende de las posibilidades de cada uno ejecutar una o todas las medidas que mencionamos, sin embargo son proyectos que puedes llevar a cabo progresivamente y de los cuales sin duda tu bolsillo se beneficiará a largo plazo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario