viernes, 18 de julio de 2014

Falsos mitos que nos rodean (2da parte)

Continuamos sobre el post  publicado la semana pasada.

Hago una visita al baño de mi oficina…¡otro falso mito nos rodea! Y este no es otro que  la afirmación INCORRECTA de que el agua en los desagües giran en sentido contrario según en el hemisferio en el que nos encontremos. Vamos a hacer el experimento: ponemos agua en un lavabo y quitamos el tapón, el agua empieza a bajar por el desagüe, poniéndose a girar. ¿En qué sentido gira? ¿A qué se debe el giro que está haciendo?.....


Bart Simpson en Australia,
corroborando el falso mito. Fuente FOX
Este fenómeno erróneamente, suele atribuirse al “Efecto Coriolis” y según él, el agua de un lavabo que se encuentre en el hemisferio terrestre Norte, se desagua girando en un sentido determinado (antihorario), que es contrario al sentido de giro del hemisferio Sur. Efectivamente, las fuerzas de Coriolis son reales y se deben al hecho de que el ecuador terrestre presenta una velocidad lineal superior a la de los trópicos, aunque la velocidad angular de la "esfera" sea siempre la misma en todos los puntos. Esta mayor velocidad del ecuador "arrastra" a los fluidos (nubes, agua...) con mayor rapidez en su entorno, en tanto que la parte de dicho fluido que esté más al Norte o más al Sur, se desplaza más despacio, y como consecuencia de esta diferencia de velocidades, la masa del fluido gira en un sentido u otro. Esto solo afecta a las grandes masas de agua atmosférica de las que se suelen nacer los huracanes, y también tiene importancia en las corrientes oceánicas, como la del Niño. Pero el agua de un lavabo o una bañera no tienen el tamaño suficiente para sentir los efectos de este fenómeno. Así que, el sentido de giro de un desagüe depende exclusivamente de la forma del lavabo, su inclinación horizontal, ...


Estructura química de la Geosmina
Me voy ya para casa orgullosa de mis hallazgos. Salgo de la oficina, y comienza a llover muy fuerte, sí, en julio, y en Madrid..pero a llover muy muy fuerte… y todavía me llama la atención que existan incrédulos que no asocien en parte estos episodios al cambio climático, sino a simples “tormentas de verano”. En fin, que no quiero salirme de mi objetivo de hoy ni por tanto de este post. 
Dado el olorcito a tierra mojada que se ha generado, os pregunto: ¿Sabéis de donde viene el olor a tierra mojada? No, no es de  la tierra que al contacto con el agua de lluvia, desprende ese olor, sino que es debido a la GEOSMINA, una sustancia producida por las bacterias Streptomyces coelicolor que liberan cuando estas  mueren. Esta sustancia permanece en la tierra hasta que caen las primeras gotas de lluvia, momento en que una pequeña cantidad es arrastrada por la humedad, haciendo que el aire adquiera ese olor tan particular.

Os dejo para terminar la siguiente frase que justifica mi día de caza de falsos mitos:
La primera gran virtud del hombre fue la duda y el primer gran defecto la fe (Carl Sagan)



Fuente:
http://eltamiz.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario