viernes, 5 de septiembre de 2014

20 Consejos para reducir el impacto medioambiental




1. ¡No te quedes quieto!
Aparca el coche: camina, vete en bici o coge el autobús o el metro. Te ayudará a mantenerte en forma y ayudarás a reducir el tráfico, la contaminación atmosférica, el ruido y los accidentes.

2. ¿Tienes que hacer un recado?
Los coches suelen contaminar más en los trayectos cortos, cuando el motor está frío, así que, en vez de utilizar el coche, procura caminar o ir en bici.

3. No te olvides de hacer las revisiones periódicas de tu coche.
Comprueba periódicamente las emisiones que genera tu coche. Los catalizadores necesitan un mantenimiento regular.

4. Comparte coche
Considera la posibilidad de compartir coche o de utilizar el transporte público en lugar de tu propio coche. Si llevas el coche, pregunta en tu oficina cuáles de tus compañeros de trabajo viven cerca de ti y si podéis compartir el coche y ahorrar en combustible.

5. ¿Realmente necesitas comprar un coche nuevo?.
Puede resultar más eficiente usar alternativas de transporte en lugar de tener un coche sólo para viajar los fines de semana.


6.  Utiliza servicios de mensajería sostenible
Si acostumbras a entregar correo y paquetes con regularidad en la ciudad, utiliza un servicio de mensajería en bicicleta si existe alguno. Las bicicletas evitan el tráfico, son rápidas, y con ellas contribuirás a mejorar la calidad del aire urbano en tu zona.  


7. No tires residuos al WC 
Ni bolas o discos de algodón, ni toallitas desmaquilladoras. En lugar de ello tíralos a la basura, que es el lugar al que deben ir.

8. En los días de mucho calor, usa el transporte público en lugar del coche.
Podrás ir fresquito gracias al aire acondicionado, ayudaras a reducir las emisiones de CO2 y ahora también puedes conectarte gratis a su wifi.
Los humos del coche pueden reaccionar con la luz del sol y el calor y producir gases contaminantes como el ozono troposférico. Éste es el principal componente de la mala calidad del aire y de la niebla fotoquímica, que puede causar dificultades respiratorias. 

9. Piénsatelo antes de comprar un vehículo deportivo utilitario.
Además de ser muy caros de mantener, los vehículos deportivos utilitarios consumen demasiado combustible. Emiten el doble de monóxido de carbono, hidrocarburos y dióxido de nitrógeno que un coche de tipo medio. Estas sustancias químicas contribuyen a la contaminación atmosférica así como al calentamiento global.

10. ¡Cierra el grifo! 
No derroches agua mientras te lavas los dientes o te afeitas y ahorrarás hasta 10 litros de agua cada vez. Usa mejor un vaso de agua y cierra el grifo para no gastar más de la que necesitas.


11.  Instala un contador de agua para controlar el consumo de agua.
Los hogares que disponen de contadores suelen tener más cuidado con el uso que hacen del agua y también acaban ahorrando dinero.

12. ¿Tienes sed?
Llena una jarra de agua y guárdala en el frigorífico en lugar de esperar a que se enfríe el agua del grifo cada vez que te apetezca un vaso de agua fría.

13. ¿Para qué derrochar?
Hierve sólo el agua que necesites para hacerte un café o un té.



14. Date una ducha rápida en vez de un baño.
Una ducha tan sólo requiere una tercera parte del agua. Sin embargo, esto sólo es verdad si la ducha dura menos de cinco minutos. Así que, ¡dúchate rápido y usa un cronómetro para controlar el tiempo la próxima vez que lo hagas!



15. Utiliza cabezales reductores del caudal de agua.
Reducirás el consumo ya que producen una lluvia fina y aumentan el caudal de agua usando menos cantidad.

16. Reduce el consumo doméstico de agua.
Cuando se tienen instalados aireadores y reductores del caudal de agua en los grifos, el caudal del agua parecerá más fuerte, pero contendrá menos agua y más aire. Los grifos con aireadores pueden reducir de un 30% a un 40% el caudal del agua.

17. ¡Utiliza un ahorrador de cisterna!
Reduce la cantidad de agua que utiliza la cisterna instalando un ahorrador u otro artilugio. Si estás pensando comprar un nuevo inodoro, considera la posibilidad de comprar uno de bajo consumo de agua con doble descarga.

18. Pon el lavavajillas sólo si está totalmente lleno.
De esta forma utilizas incluso menos agua que si lavas los platos a mano.

19. ¡Apuesta por la etiqueta ecológica!  
Cuando vayas a comprar un nuevo lavaplatos, busca un modelo energéticamente eficiente que consuma la menor cantidad posible de agua. Para obtener más información visita la página web dedicada a la etiqueta ecológica, en la que encontrarás una lista de electrodomésticos energéticamente eficientes



20. Recicla tus residuos
Si reciclas el cristal, el papel, las pilas, el aceite de motor y las latas de aluminio, estos materiales se podrán utilizar de nuevo, y reducirás en un 70% la basura que se incinera.

  



 Continuará...

Fuente: eea.europa.eu

No hay comentarios:

Publicar un comentario